Inicio arrow Historia arrow Parque Nacional Talampaya
Parque Nacional Talampaya PDF Imprimir E-Mail
Calificación del usuario: / 2
MaloBueno 
El 11 de junio de 1.997 se crea el Parque Nacional Talampaya mediante la Ley N° 24.846 mediante la cual, el Estado Nacional acepta el dominio y jurisdicción  del Parque Provincial Talampaya, cedidos por la Provincia de La Rioja.

El Parque Nacional Talampaya se encuentra ubicado al sudoeste de la Provincia de La Rioja, entre los Departamentos Coronel Felipe Varela e Independencia. Las localidades vecinas más cercanas son: Pagancillo a 20 Km. del limite Norte del Parque, Villa Unión a 50 Km. del mismo limite, Baldecitos (San Juan) a 5 Km. del limite Sur del Parque.

La región denominada “Talampaya”, corresponde a las nacientes del arroyo homónimo, en la Sierra de los Tarjados, al pie del faldeo occidetental de la Sierra de Sañogasta, Provincia de La Rioja. Sus coordenadas aproximadas son  29º 45’ de Latitud Sur y 67º 50’ de Longitud  Oeste.

 

Biogeografía

 

Corresponde a una muestra de: a) la Provincia biogeográfica del Monte (Cabrera 1994), eco-región de Monte de Sierras y Bolsones (Burkart et al. 1999), Ecoregión del Monte de Argentina (Dinerstein et al. 1995); y b) el Chaco Seco (Morello, Burkart et al. 1999) , que presenta numerosas especies  amenazadas y endémicas.
El Monte ocupa una gran extensión y es una de las  regiones más áridas de la Argentina, abarcando desde el paralelo 27 al 24 aproximadamente (desde la Provincia de Salta hasta el nordeste de Chubut).
En sus límites orientales esta provincia forma amplios ecotonos con el chaco y con el espinal; al este y al sur limita con las provincias pre-puneña y patagónica. La fisiografía es variada: llanuras arenosas, bolsones, mesetas, laderas bajas de montañas, y siempre un clima seco y cálido en la porción septentrional, más fresco en el meridional. Las precipitaciones varían de 80 a 250 mm anuales, mientras que el promedio anual de temperatura oscila de 13 a 16 grados.
El Parque Nacional Talampaya cuenta con 215.000 hectáreas de extensión  y su limite esta demarcado por la línea poligonal originada por los siguientes puntos: desde el Punto Astronómico 53 (P.A.53), en la Ruta Nacional 76 (ex provincial 26), Kilómetro 85 (1. igual a lat.30° 12’ 06”, y long. 67° 40’ 32”), una línea con rumbo norte que llega hasta el Portezuelo Amarillo, ubicado en la Sierra de Sañogasta  (2. igual a lat. 29° 36’ 00” y long. 67°40’ 32”), desde allí con rumbo Oeste, siguiendo el curso del Río de la Caída, hasta su salida de la Sierra de los Tarjados  (3. igual a lat. 29° 34’ 30” y long. 67° 53’ 00”).Desde allí la línea toma rumbo Sur, siguiendo por el pie de la Sierra de los Tarjados hasta encontrar él limite Sur del Campo de Pagancillo (4. igual lat. 29° 44’ 30” y long. 67° 52’ 30”). Desde este lugar la línea toma rumbo Oeste y siguiendo él limite sur del Campo de Pagancillo, llega hasta el Rió Bermejo (5. igual lat. 29° 40’ 00” y long  68° 16’ 30”) desde allí la línea continua con rumbo Sur hasta dar con la cumbre del Cerro Rajado. Desde este lugar la línea prosigue con rumbo Sudeste hasta llegar al camino que viniendo de Usno pasa por Baldecitos y empalma con la Ruta Nacional N° 76. a partir de este lugar, la línea toma rumbo Nordeste y siguiendo el camino arriba descrito llega por la Ruta Nacional N° 76, cerrando la Poligonal en el Punto Astronómico 53 (1).


Vías de acceso

El Parque Nacional Talampaya se encuentra al sudoeste de la Provincia de La Rioja, en el Departamento Coronel Felipe Varela e Independencia, quedando la entrada al Cañón de Talampaya en el Km. 146 de la RN 76 pavimentada, que nace en la localidad de Patquía. Su distancia desde la capital riojana es de 250 Km.
Se llega desde Chilecito,  captando la afluencia desde el norte por la ruta nacional 40 RN40. Desde Villa Unión, a los que vienen de San Juan por Jachal y por el proyectado camino internacional Copiapó, Vinchina y desde la intersección de la RN76 (Km. 86) con la RN142 que viene desde el Parque Provincial Ischigualasto (Valle de la Luna).



    Aspectos naturales


Clima

Se caracteriza por el estilo desértico (según clasificación de Kôppen). Las temperaturas casi extremas predominan tanto en verano como en invierno. Sensibles variaciones son detectadas durante el día y entre éste y la noche las diferencias son notorias. Los veranos son cálidos, con máximas que pueden superar los 50º C al sol, e inviernos con mínimas absolutas de 7 a 9 º C bajo cero.  Los meses con probabilidad de heladas van de mayo a octubre. La radiación solar es intensa.
Los vientos soplan durante todo el año. Los más frecuentes son los del cuadrante noroeste, oeste, y sudeste, siendo el viento zonda uno de los más violentos.
 Es característica la baja humedad tanto en verano como en invierno, salvo cuando se producen lluvias torrenciales muchas veces acompañadas de granizo. Estas son temporarias y la mayoría de las veces se producen en verano, siendo muy raras en invierno. Según registros meteorológicos de la zona,  por datos de lugares vecinos y por el aspecto de la vegetación e indicios
de escorrentías, es de suponer una precipitación anual de unos 150 a 170 mm. especialmente producida en verano (octubre a marzo).  No exceden los 200 m por año.
Consecuentemente, la relación precipitación – evapotranspiración ha de ser baja, tal como corresponde,  a la vegetación xerófila del lugar. No obstante, en oportunidad de intensas lluvias y gracias al tipo de suelo muy permeable, debe infiltrarse un alto porcentaje de agua, que es mejor aprovechada por la vegetación peñosa de largas y profundas raíces. Es una zona  que sufre sequías intensas, situación que se agrava cuando sopla el viento zonda proveniente del NO por cortos períodos de tiempo.



Aspectos histórico – culturales

    Yacimientos arqueológicos

Las investigaciones arqueológicas llevadas a cabo permitieron detectar ocupaciones humanas en aleros y cuevas que fueron utilizados con diferentes propósitos: viviendas, enterratorios y depósitos. Estas ocupaciones fueron ubicadas cronológicamente,  según los fechados radiocarbónicos obtenidos de diferentes materiales orgánicos recuperados, entre los  2590 y los 960 años antes del presente (Gonaldi 1999).

Algunos de los vestigios arqueológicos de Talampaya son: bloques con morteros, recintos y diversos artefactos realizados en madera, lana, cuero y fibras vegetales. Las condiciones micro ambientales de la quebrada permiten suponer que la zona constituyó un polo de atracción para el asentamiento transitorio, como lugar sagrado de reunión y expresión prehispánico en la región.


Arte rupestre
       

Una de las expresiones culturales más importantes de la región es el arte rupestre, representado por petroglifos (grabados en piedra) manifestación de la antigua ocupación prehistórica de la misma.
El arte rupestre de Talampaya consiste en diversos conjuntos grabados ejecutados sobre las superficies lizas de los bloques y paredes rocosas de las quebradas, realizados a distintas profundidades. Los motivos grabados contrastan vivamente con la tonalidad mas obscura del soporte altamente patinado, coloración típica que adquiere la superficie rocosa en zonas semi desérticas. Son diversos los tipos de representaciones: desde motivos geométricos hasta otros de tipo figurativo, especialmente figuras humanas y de animales.
Según Schobinger el arte rupestre puede asignarse cronológicamente al desarrollo de la cultura La Aguada, fundamentalmente por encontrarse restos de cerámica de este estilo en la región.


Localización

Los sitios se localizan hacia ambas márgenes del río Talampaya que corre a lo largo de la quebrada homónima. Los principales sitios de oeste a este son:

 

Puerta de Talampaya – sector I: hacia la entrada misma de la quebrada y sobre la margen izquierda del río se distribuye una serie de bloques con arte rupestre. Los mismos son el resultado de desprendimientos de los paredones rocosos que en este sector alcanzan los 140 mts. de altura.

Puerta de Talampaya – sector II: se localiza a 1 Km. Hacia el NE del sector I, aguas arriba del río. Existen dos rocas con grabados de grandes dimensiones, una de ellas sobre el cauce del río.

El Bosquecillo – sector III: en este sector caracterizados por la presencia de una rica vegetación se ubica una sola roca grabada además de un bloque con mortero.

Los Pizarrones – sector IV: a 14 Km. Y hacia el este de la puerta de Talampaya. Consiste en una gran pared con grabados ejecutados sobre una superficie de 15,40 mts. de largo por 1 mts. de altura promedio.


 Descripción de los motivos

Entre los geométricos se encuentran: líneas simples, líneas en zigzag simples y dobles, líneas curvas simples y dobles, figuras rectangulares completas, figuras con formas de reloj de arena, figuras radiadas tipo sol, espirales, motivos en “S”, círculos concéntricos, etc.

El repertorio de motivos de tipo figurativo incluye: figuras humanas aisladas, en pares o en grupos en actitud estática o dinámica con tocados cefálicos y/o elementos portables, hileras de camélidos, figuras de camélidos, algunas de doble cabeza, representaciones de rastro de felino, de suri, de camélido y de improntas de pie humano algunos de ellos con seis dedos.

Algunos de los motivos señalados se vinculan conformando escenas, como por ejemplo un camélido atado por una cuerda y llevado  por un hombre.
         Estado de preservación

 

El estado de preservación de los grabados es bueno a pesar de acciones vandálicas.
No se encuentran casos de graffiti que son frecuentes en otros sitios de alto impacto turístico, cómo los que aquí se tratan.
Las medidas de protección llevadas a cabo en el PARQUE NACIONAL TALAMPAYA tienen en cuenta la visita de los sitios con grabados en compañía de guías especializado.

 


ACTIVIDADES HUMANAS (USO REGIONAL)

“Según el etimologista riojano Dardo de la Vega Díaz, Talampaya sería una voz quechua que esta formada por las siguientes palabras: tala, árbol común de la región;  paya, blanquecina, o sea “tala blanca” (en La Rioja, tala es voz femenina). O también: ampa: río;  aya, cosa extinguida o que ha dejado de ser, es decir, “río seco de la tala” (de la Vega Díaz Dardo, 1944, Toponimia Riojana. La Rioja 333 P.). El sitio fue escenario de grandes acontecimientos y concentraciones religiosas.
 Un lugar sagrado que luego sería abandonado por alguna circunstancia especial. Las culturas Ciénaga, Cóndor Huasi y posteriormente la Aguada fueron pueblos indígenas que habitaron estas tierras
Lo que hoy es el Parque Nacional Talampaya, fue durante un par de siglos, los llamados “Campos de Talampaya”, cuyos títulos se remontan a los caciques Aballay; luego fueron mensurados en 1896 por el geólogo Emilio Himiken, por pedido de los entonces pretendientes dueños, los Correa Llanos y constantemente visitados por geólogos y camperos. Existían una serie de puestos y corrales
junto a las aguadas. Hoy sólo quedan algunos horcones, restos de corrales, escasas pircas y bañados, como único testimonio de sus históricos dueños. Aún se recuerdan los nombres de personas que habitaban esos campos, como ser: los puestos de los tres hermanos Soria, de los Narváez, los Gordillo, etc. Cabe aclarar que estas eran tierras fiscales ocupadas por estos hombres.
También es interesante mencionar que durante la segunda mitad del siglo XIX esta zona fue un paso obligado desde Jachal – San Juan hacia Chilecito – La Rioja. Las caravanas pasaban por la puerta de Talampaya, provenientes del paso Lanan y atravesaban el cañón. Aquí eran frecuentemente asaltados, ya que desde este estratégico sitio los bandoleros podían escapar hacia el llano u otras quebradas.
En cuanto a la actividad de investigación arqueológica y paleontológica, esta comienza en 1875 con un geólogo alemán llamado Alfred Stelzmen, el cual realizó un primer revelamiento del lugar. Luego en 1911 otro reconocido geólogo alemán, Guillermo Boderderman, realizó un minucioso revelamiento publicado en el Boletín de la Academia Nacional de Ciencias (Tomo XIX, Córdoba 1911).
En la década del cuarenta es cuando se puede decir que se descubre científicamente el valor geológico y paleontológico de la zona. El doctor Joaquín Frenguelli realiza en este año un recorrido en las zonas de Paganzo. El lugar era casi desconocido por la mayoría, la información recogida por el Dr. Interesa al Dr. Ángel Cabrera, de la Universidad Nacional de la Plata, y un informe posterior de éste evidencia la necesidad de investigar mas a fondo la región, detectando lo que ellos consideraron uno de los yacimientos paleontológicos más importantes del mundo.
En 1974 con la ley 3264, el Instituto de Antropología de la Universidad Provincial de La Rioja, pasa a fiscalizar todo el patrimonio arqueológico y paleontológico  de la provincia. Con la ley 3509/75 se crea el parque provincial de Talampaya, monumento natural Cerro Bola (Ischichuca), Loma Blanca y Loma Negra sumando un total de 325.000 ha. En 1979 se habilita un camino de acceso a la zona de la Puerta y Cañón de Talampaya, así comienza a realizarse un uso recreativo relevante. Con anterioridad  ala construcción del camino había que ingresar por los lechos de los ríos Talampaya o a campo traviesa.
Desde un comienzo el parque provincial tuvo una entrada única lo que facilitaba el control de visitantes, pero existía un escaso control de cualquier actividad. El área se encontró muy presionada por la caza furtiva y la recolección de leña seca, esta presión disminuyo con la creación del parque. Otra actividad realizada en el área solía ser la recolección de Cachina para la fabricación de escobas.
En 1997 fue creado el Parque Nacional Talampaya por la ley 24946, comenzando a estructurarse el modo mas operativo para lograr los objetivos de conservación y turismo.
El Parque Nacional Talampaya es una representación de la provincia Fitogeográfica del Monte. Corresponde a una muestra de: a) la Provincia biogeográfica del Monte, eco-región de Monte de Sierras y Bolsones , Ecoregión del Monte de Argentina  y b) el Chaco Seco que se encuentra escasamente representada en áreas protegidas siendo una de las zonas más áridas y extensa del país en la cual domina la estepa de arbustos.


El 2 de Diciembre del 2000, el Parque es nombrado, junto con el Parque Provincial Ischigualasto (Valle de la Luna), como un único sitio, Patrimonio Natural de la Humanidad por la UNESCO.
    Este nombramiento jerarquiza mundialmente a estas Áreas Protegidas formando un solo núcleo de protección, siendo esta forma de manejo única en el país.


Recursos turísticos actuales en el Parque Nacional Talampaya

El Parque cuenta en la actualidad con varios recursos que se explotan turísticamente, en los circuitos contamos con varios de ellos.

Los recursos turísticos actuales del Parque son los circuitos tradicionales que ya se encuentran en funcionamiento y son visitados por el turismo. A saber:


Excursión Cañon de Talampaya, Circuito Vehicular de 2,30 hs. que recorre la zona principal del cañón.
La primer estacion es el sector denominado Puerta de Talampaya, zona con arte rupestre (petroglifos), en el sendero “mensajes para perdurar” se trata de hacer comprender a los visitantes, los porque y los cuando de las culturas aborígenes que habitaron o pasaron por la zona.

La segunda estacion se denomina “Jardín Botánico”, en el lugar se encuentra una muestra de la principales plantas y árboles de la región, lo que permite reconocer a los visitantes las mismas y las principales características de la región de monte.


La tercer estacion se denomina “La Catedral”, lugar donde se aprecian  geoformas reconocidas, y en el se puede mostrar los principales efectos de la erosión en la zona.


La cuarta estacion ; “El Monje”, vista panorámica de excepcional belleza y que es final de la excursión, en ella se trata de infundirle un mensaje final, con respecto a la conservación.


Excursión “LOS CAJONES” Circuito vehicular de 4.30 hs. de duración, en el que se recorre la excursión Cañon de Talampaya  mas “Los Cajones”.En esta parada se puede apreciar de muy cerca las formaciones geológicas presentes y a la vez disfrutar de el cañón encajonado con una distancia entre las paredes de 5 metros.


Excursion “CIUDAD PERDIDA” Circuito vehicular de 4 hs. De duración con una caminata de casi 2.30 hs., en este lugar se recorren todas las formaciones geológicas presentes en el Parque, brindando la oportunidad hablar de Geología y Paleontología.


Excursion de “ECO-TREKING” circuito peatonal de 2.30hs. De duración en el que se recorre la quebrada “don Eduardo” y se regresa por el Cañón, todo caminando. Esta excursión permite al visitante tener un contacto mas estrecho con el medio, permitiendo la observación de fauna y flora en detalle, haciendo llegar el mensaje conservacionista mas profundamente.
Excursion “MOUNTAIN-BIKE” Circuito de bicicletas de 2.30 hs. De duración, con las mismas paradas que el circuito 1; pero en un contacto mas estrecho con el medio.

 

 
< Anterior   Siguiente >

Warning: file_get_contents() [function.file-get-contents]: URL file-access is disabled in the server configuration in /home/noroeste/public_html/web/includes/domit/xml_domit_parser.php on line 1645

Warning: file_get_contents(http://xoap.weather.com/weather/local/ARLR5350?cc=*&dayf=10&unit=m&par=1200485799&key=5c6045c59bfa0106) [function.file-get-contents]: failed to open stream: no suitable wrapper could be found in /home/noroeste/public_html/web/includes/domit/xml_domit_parser.php on line 1645
Temp.: °
Sens. Térmica: °
Humedad: %
Velocidad:  
Direcc.: °
Barom.:  
Más detalles
Por gentileza de: